Noticias

Volvo cars se une a POC para realizar las primeras pruebas de choque de cascos de bicicleta

Volvo Cars and POC develop world-first car-bike helmet crash test

Volvo Cars, líder en seguridad automotriz, se ha unido a POC, reconocida marca sueca de deportes y seguridad, para realizar las primeras pruebas de choque de cascos de bicicleta en el mundo, como parte de un nuevo proyecto de investigación innovador que apunta a proteger aún más a los ciclistas.

El trabajo en conjunto con POC es el ejemplo más reciente que Volvo Cars es líder en el desarrollo de la seguridad y su ambición de mejorar la seguridad vial para todos, a través de un enfoque de colaboración e intercambio de conocimientos.

Volvo Cars and POC develop world-first car-bike helmet crash test

“Este proyecto con POC es un buen ejemplo de nuestro espíritu pionero en seguridad», dijo Malin Ekholm, director del Centro de Seguridad de Volvo Cars y uno de los principales ingenieros de seguridad de la compañía. “A menudo desarrollamos nuevos métodos de prueba para situaciones de tráfico difíciles. Nuestro objetivo no es solo cumplir con los requisitos legales o aprobar las pruebas de calificación, vamos más allá utilizando situaciones de tráfico real para desarrollar una tecnología que mejore aún más la seguridad».

Los accidentes entre bicicletas y autos a menudo pueden provocar lesiones graves o incluso la muerte, por lo que Volvo Cars tiene una estrategia clara para evitar este tipo de accidentes con la ayuda de tecnologías de seguridad activa.

Volvo Cars and POC develop world-first car-bike helmet crash test

La detección de ciclistas con freno automático completo de Volvo Cars utiliza las cámaras y los radares del auto para detectar peatones, avisar al conductor de una colisión inminente y aplicar los frenos si se requieren acciones adicionales. Es un desarrollo de los sistemas automáticos de frenado de emergencia y detección de peatones de la marca sueca, en línea con su visión de seguridad.

El proyecto de investigación de la marca sueca y POC consiste en una serie de pruebas de choque especialmente diseñadas en las famosas instalaciones de investigación de seguridad de Volvo Cars en Gotemburgo, Suecia, y forma parte de un proyecto más amplio para comprender los tipos de lesiones a largo plazo que sufren los ciclistas.

Volvo Cars and POC develop world-first car-bike helmet crash test

Durante estas pruebas, los cascos de bicicleta POC son usados ​​por cabezas simuladas de choque, montadas en un equipo de prueba, desde donde se lanzan hacia diferentes áreas del capó de un auto estático, a diferentes velocidades y ángulos para varias medidas. Esto permite que Volvo Cars y POC hagan una comparación directa entre usar un casco y no usarlo.

“Al igual que Volvo Cars, la seguridad está en el centro de nuestra misión e impulsa todas nuestras ideas e innovaciones», dice Oscar Huss, jefe de desarrollo de productos en POC. “Al trabajar estrechamente con los líderes científicos en el laboratorio POC, nos esforzamos por liderar el camino en la introducción de nuevas ideas de seguridad. Los estándares de certificación son esenciales, pero nunca deben limitar nuestra disposición a mirar más allá de sus parámetros para encontrar formas mejores y más innovadoras de reducir las consecuencias de los accidentes”.

Volvo Cars and POC develop world-first car-bike helmet crash test

Con más de 60 premios internacionales de seguridad, innovación y diseño, POC se ha ganado la reputación de desafiar la sabiduría convencional y buscar nuevas investigaciones, ciencia e innovación para presentar nuevas formas de pensar para reducir los accidentes.Los procedimientos actuales de prueba de cascos para bicicletas son bastante básicos, e incluyen cascos que se caen desde diferentes alturas ya sea en una superficie plana o en ángulo, y no tienen en cuenta los accidentes de auto a bicicleta. El proyecto de Volvo Cars tiene como objetivo perfeccionar y avanzar en dichas pruebas.

Los aprendizajes del proyecto de investigación ayudarán a POC a hacer que sus cascos sean más seguros y protectores en caso de un accidente de bicicleta, mientras que las pruebas también proporcionarán información y conocimientos valiosos para Volvo Cars sobre este tipo de accidentes para futuros desarrollos.

En los últimos años, Volvo Cars se ha centrado también en proteger a las personas fuera de sus autos. Por ejemplo, la marca sueca lanzó su detección de peatones con freno automático completo en 2010 y detección de ciclista con freno automático completo en 2013. Ambas tecnologías vienen de serie en todos los autos Volvo como parte del paquete City Safety y han ayudado a mejorar la seguridad general del tráfico.

Tags