Test Drive

Porsche Macan 2.0T 7PDK 2015: El SUV que llegó a romper esquemas

Hace no muchos años (unos 15 quizás), si le hubiéramos preguntado a cualquiera sobre un SUV, lo más probable es que nos haya contestado que es un vehículo cuadrado, grande, espacioso, pesado y cómodo. Si ocupáramos la magia del cine, y pudiéramos subir a esa misma persona al Delorean de Marty McFly y traerlo al lado del Porsche Macan, probablemente diría que se trata de un deportivo alto.

Fotografías: Patricio Saavedra

Es quizás la misma sensación que me dio al momento de verlo en persona la primera vez. Está bien que la marca de Stutgard diga que todos sus modelos son deportivos, pero personalmente no pienso lo mismo de un Cayenne (sobre todo de primera generación) o un Panamera, basándonos puramente en el look.

Porsche Macan R4 (8)

PORSCHE MACAN PRECIOS OCTUBRE 2014:

  • Porsche Macan 2.0T 7PDK: CLP $39.990.000  (Versión Testeada – precio solo por octubre)
  • Porsche Macan S 3.0T 7PDK: USD $88.900
  • Porsche Macan Turbo 3.6T 7PDK: USD $113.900

Pero mejor vayamos a lo que vinimos, y es la prueba del flamante Porsche Macan 2.0T que nos facilitó para la prueba la marca, a través de su distribuidor Ditec Automóviles. Ya lo habíamos podido ver en su lanzamiento, sacarle fotos, sentarnos en él, pero la espera para poder probarlo había llegado a su fin.

Porsche Macan R4 (10)

La unidad probada es la versión de entrada a la gama Macan, e incorpora un motor totalmente nuevo en la marca, y es que para poder rebajar el precio y el consumo, la mejor opción era buscar un motor de configuración tradicional en línea y de 4 cilindros, así que se optó por el conocido bloque de 2.0 litros Turbo que equipan muchos modelos del grupo VAG, del que Porsche comparte familia.

Comenzando como tradicionalmente lo hacemos, partiremos por su estética. Cuando se comenzó a rumorear que Porsche lanzaría un modelo por debajo del exitoso Cayenne (que en sus comienzos estuvo a punto de llamarse Roxster), siempre se pensó que sería una versión en miniatura del Cayenne.

Porsche Macan R4 (4)

Finalmente, resulto ser incluso aún más bonito que su hermano mayor (de segunda generación), ya que a mi gustO no tiene esa imagen de gran SUV, con zona vidriada tras la segunda corrida, y en cambio tiene un portalón que baja al estilo de un coupé.

PARECIDO A SU HERMANO MAYOR

Comenzando por su frontal, vemos que es la zona que más se parece a su hermano mayor, donde fuera de pequeñas diferencias, a primera vista podríamos confundirlo como un Cayenne a escala. Los focos principales son muy hermosos, recordando a todos sus hermano de gama, con un sistema de luces diurna con LED alrededor de sus focos de bi-xenón principales.

Porsche Macan R4 (16)

Chequeando su línea lateral, vemos que hay más diferencias con su hermano mayor. Su longitud es de 190 mm menos de largo, y de 80 mm menos de alto, lo que entrega una sensación de ser más bajo y deportivo que su hermano mayor. Su ancho es muy similar, lo que le aporta puntos importantes en la estabilidad y maniobrabilidad. Personalmente, encuentro que lo que menos sobresale en su diseño lateral son sus llantas, de diseño muy simple, que no se ven deportivas y hasta diría que parecen colocadas aftermarket. Tienen un radio de 18 pulgadas, calzadas en neumáticos 235/60, de dibujo para todas las estaciones.

Su línea lateral se ve muy bien proporcionada, con un capo alargado, que sube hasta el parabrisas y un techo que comienza a bajar a partir del pilar B de manera muy fluida. Hay una pequeña ventana después de la puerta trasera, pero recuerda más a un hatchback deportivo que a un SUV tradicional.

Porsche Macan R4 (7)

Por último, su trasera es muy bonita y destacan sobretodo sus grupos ópticos con tecnología LED, con una muy limpia línea de posición y de freno que rodea esta. Su portalón se ve muy limpio, con su nombre bajo la luneta trasera, con una salida de escape simple a cada lado y protectores de plástico negro en la parte baja, para darle mayor sensación de robustez.

Su equipamiento exterior es realmente completo, y de ninguna manera nos sentiremos en que estamos en la versión base de la gama. Llantas de 18 pulgadas, sensores de estacionamiento delanteros y traseros, portalón trasero de apertura eléctrica, sunroof panorámico eléctrico, retrovisores abatibles eléctricamente, frenos de disco en las 4 ruedas con pinzas de color negro, entre lo más destacable.

Porsche Macan R4 (15)

UN INTERIOR SORPRENDENTE

Ingresando a su interior, llegamos a su parte probablemente mejor lograda. Si quizás a un amante de la marca le pueda parecer que su exterior no es totalmente digno de un deportivo de la marca, al ver su interior si se está a la altura de cualquiera de sus hermanos de gama.

Un habitáculo que se enfoca principalmente en su conductor, con una consola central elevada que permite colocar la palanca del cambio de doble embrague PDK a la altura perfecta, un volante deportivo de 3 radios de tacto y diseño perfecto, con levas para el manejo secuencial tras este con acabado de aluminio, asientos de cuero con banda central en alcántara, claramente nos hará sentir como en un Porsche de toda la vida.

Porsche Macan R4 (21)

Su tablero de instrumentos deja como protagonista a un gran tacómetro central, donde además nos muestra el cambio y modo de la caja de cambios y la velocidad en display digital, junto con un velocímetro análogo al lado izquierdo y una pantalla configurable al lado derecho. Esta última merece una mención aparte, ya que permite informar muchísimas funciones del computador a bordo, incluso del navegador por GPS.

En el panel central, vemos que preside una gran pantalla touch a color, con la mayor parte de sus mandos bajo esta, donde generalmente se encuentran los mandos de la climatización. No me parece que sea el sistema más simple de manejar, y se extraña algún comando en la consola central, al estilo de otras marcas alemanas. Podemos manejar muchas funciones desde los comandos al volante, pero ya para manejos más específicos, deberemos buscar el botón de manejo en su pantalla o bajo esta.

Porsche Macan R4 (29)

Los mandos del sistema de climatización envuelven a ambos lados de la caja de cambios, donde podremos manejar el climatizador de dos zonas, con una pantalla en cada lado, regulación de caudal, temperatura y lugar de salida. Quizás hay muchos botones, pero ya acostumbrados, es de fácil manejo. Bajo estos, encontramos los botones para activar el modo Sport, desconexión del control de estabilidad, activación del modo Off-Road y desconexión del sistema Start&Stop.  El botón de hazard y control de descenso, se encuentran por atrás de la palanca de cambio.

Obviamente, al igual que si exterior, el equipamiento interior es realmente completo, con asientos de cuero/alcántara, de regulación eléctrica en ocho posiciones para el conductor, asientos delanteros calefaccionados, volante forrado en cuero, radio con pantalla touch, bluetooth, navegación por GPS con mapas de Chile, pack eléctrico completo, sistema de control de presión de neumáticos, como lo más destacable.

Porsche Macan R4 (28)

El espacio interior es muy bueno, incluso para la forma descendiente de su techo, la que no afecta demasiado el espacio interior. Su capacidad ideal es de 4 adultos, pero pueden viajar hasta 5. Su maletero cuenta con una capacidad de 500 litros que pueden ampliarse hasta los 1.500 litros si abatimos los asientos traseros.

UNA EFICIENTE MECÁNICA TURBO

Entrando al detalle de su mecánica, vemos que como oferta de entrada incorpora un motor de 4 cilindros en línea, de 2.0 litros turbo cargado, que entrega 237 hp entre las 5.000 y las 6.800 rpm y un torque máximo de 350 nm entre las 1.500 y las 4.500 rpm, casi como si se tratara de un motor diésel. Se acopla a una caja de cambios de doble embrague y 7 velocidades PDK (Porsche Doppelkupplung) de funcionamiento casi perfecto.

Porsche Macan R4 (26)

Se traspasa esto a las cuatro ruedas gracias a un sistema de 4×4 permanente inteligente, y permite acelerar desde 0 hasta los 100 km/h en solo 6.9 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 223 km/h. Su consumo homologado en Chile es de 11.9 km/l en ciudad y de hasta 15.4 km/l en carretera, realmente buenos para su peso y prestaciones. Recordemos que nos encontramos frente a un SUV de 1.845 kg con estanque lleno, de 65 litros de capacidad.

Ya nos disponemos a iniciar la marcha y para encender el motor debemos girar el comando que se encuentra en el lugar tradicional de todos los Porsche, a la izquierda del volante. Se trata de un mando fijo, ya que la “llave” (que tiene una forma similar a su silueta lateral), no se inserta en ninguna parte, solo se deja en el bolsillo del conductor.

Porsche Macan R4 (8)

Al cobrar vida, lo primero que notamos es la baja rumorosidad del motor. Iniciamos la marcha y vemos cómo aunque manejemos suave, los cambios se suceden de manera muy rápida, dándonos los primeros indicios de que su caja es la misma de otros modelos de la marca y que está a la espera de que le saquemos el jugo.

El motor empuja con energía suficiente, pero no excesiva, lo que quizás dejara contentos a la mayor parte de sus dueños, pero no tanto a los acostumbrados a los deportivos de la marca. Probablemente esta versión sea a más recomendable para los que están por primera vez subiéndose a un Porsche, pero dejando las versiones S y Turbo para los amantes de la potencia.

Porsche Macan R4 (1)

No estamos diciendo que sea lento, pero de todas maneras se siente que el chasis, la caja de cambios, la suspensión y los frenos, soportarían sin problemas unos 60-70 hp más sin problemas. Y probablemente muchos más.

La suspensión copia de muy buena manera, aunque siempre con el tacto de que nos encontramos en un vehículo de marcada personalidad deportiva. No es la configuración más deportiva de sus hermanos mayores, pero permite moverse, doblar y mantener velocidades muy por sobre los límites legales, algo que definitivamente nos recuerda más a un deportivo que a un SUV para la familia.

Porsche Macan R4 (3)

Sus dimensiones son muy maniobrables para la ciudad, sintiéndose menos aparatoso que su hermano mayor y menos pesado. La visibilidad es buena en casi todas las direcciones, menos hacia atrás ya que su pequeño espejo retrovisor central no entrega un buen tamaño ni ángulo de visión. Deberemos por lo tanto, apoyarnos mucho por los retrovisores laterales y los sensores al momento de estacionarnos.

Ya llegando a una autopista, veremos cómo nuevamente el chasis parece pedirnos que lo exijamos, en rectas y curvas, a lo que responderá de excelente manera, con balanceos contenidos, muy buena tracción, frenada contundente y una respuesta de la caja deliciosa, especialmente en las enganchadas. Se convierte en un vicio buscar un cambio menor cada vez que nos detenemos.

Porsche Macan R4 (18)

EN MODO OFF ROAD

También nos fuimos a un camino sin pavimentar para probar como funciona en el modo off-road y la verdad es que sorprende lo bien que se mueve y tracciona, siempre entendiendo sus limitaciones de ángulos, altura libre al suelo y neumáticos más asfálticos. Probablemente nadie se le ocurrirá llevarlo a sus límites, pero en caso de hacerlo, quedará claro que son más lejanos de los que inicialmente parece.

Su control de descenso funciona muy bien, permitiendo ajustar su velocidad gracias a los controles en el volante para la velocidad de crucero. Un detalle que se agradecerá en situaciones de mucha pendiente y donde no sea suficiente la retención de su caja de cambio.

Porsche Macan R4 (31)

Los consumos son realmente buenos, ya que no se disparan demasiado en ningún momento y se acercan a lo que pensaríamos de un motor de 2.0 litros, y no tanto a los de un motor de casi 240 hp. Nosotros logramos cerca de 10 km/l en ciudad y unos 13.5 km/l en carretera, siempre con el pie derecho alegre y sin cuidarlo mucho.

Entrando a los puntos débiles a nuestro gusto, algo que quizás valoren muchos de sus usuarios, y es el silencio de marcha, puede ser visto como un punto débil a los que se apasionan con un buen sonido de motor. La calibración del escape es demasiado silenciosa y poco deportiva, se extraña un tono más ronco y deportivo, aunque fuera en el modo Sport.

Porsche Macan R4 (27)

Y contrastando esto, también se podría haber incluido un modo más relajado de motor y caja, algo así como un modo Eco, ya que el único sistema que nos recuerda que se trata de un modelo eficiente, es el Start&stop. Probablemente por seguir el estilo deportivo de la marca, no se incluyera este modo más relajado, pero dada la configuración de esta versión de entrada, no habría estado de más.

Como conclusión, tenemos que este esperado Baby Cayenne, cumple con creces las expectativas de su diseño, terminaciones, manejo y eficiencia, a un precio relativamente competitivo y que además no olvida nada de equipamiento aunque sea la versión de entrada. Totalmente recomendable y suficiente para la mayoría y solo dejando las versiones más potentes a los amantes de la potencia bruta. ¡Muy bien hecho Porsche!

¿Qué te pareció este nuevo Porsche Macan 2015? Coméntanos…

About the author

misterlira

1 Comment

Click here to post a comment

  • Pienso que porshe debería de cuidar más su imagen, específicamente no me parece acertado utilizar motores de Volkswagen en este suv, ya es suficiente co mezclarlos con las otras marcas del grupo, inclusive Audi